Visítanos en:

 

  • México

  • Querétaro

01 800 paperless

01 800 7273753

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon

Una gran idea ¿debe morir o vivir?


¿Qué es mejor que tener una gran idea? Desarrollarla y ver un cómo dicho concepto se materializa, evidentemente. Sin embargo, hay ocasiones en las que grandes ideas simplemente no se realizan por diferentes circunstancias.

En dichos momentos, existen dos reacciones naturales: la primera, simplemente dejarla ir, y continuar con otra cosa; y la segunda, no dejarla ir y hacer lo posible por que funcione. Y cualquiera de las dos opciones, resultaría en alguna forma de frustración.

No proseguir con el concepto, simplemente es darse por vencido (situación que no es tan mala en algunos casos), mientras que continuar con él a modo insistente implicaría dos posibles resultados: el primero, invertir tiempo, recursos y esfuerzos para que finalmente no funcione; o bien el segundo, que dicha inversión eventualmente forme el proyecto deseado.

A pesar del recurrente discurso emprendedor de la importancia de no rendirse jamás, hay ocasiones en las que se debe aceptar que hay batallas pequeñas que se deben perder, a fin de poder ganar otras más grandes.

El argumento anterior puede parecer como una forma de ceder ante la adversidad, sin embargo, es una cualidad (muy) subestimada que caracteriza a un líder: la sabiduría de dejar a un lado las ideas sin futuro (Goodman, 2013).

¿Cómo saber cuándo seguir a pesar de todo y cuándo dar fin a una idea?

Tiempo

Tanto a corto como largo plazo, el tiempo es una constante que ayudará a definir el futuro del concepto. De manera específica, cabe preguntarse cuánto tiempo en total se le ha invertido a la idea. A tal modo de determinar si la idea ha tenido suficiente tiempo para madurar, para mostrar su funcionalidad.

Moldeado

La variedad de opiniones y una guía adecuada, ayuda a abordar una idea desde diferentes puntos de vista. La funcionalidad de la idea, en ocasiones puede estancarse en un “Sí funciona, pero no…” contradictorio, pero algunos podrían identificarse. ¿Qué cambios son necesarios aplicar para que la idea tenga éxito?

Visión

¿Cuál es el futuro de la idea? ¿Tiene un propósito a corto, mediano o largo plazo? ¿El resultado final es plausible? ¿Qué impactos tendrá y para quién?

Lo importante es darse cuenta de que no todo está perdido. Una idea, puede estar en un aparente callejón sin salida, sin embargo, siempre existirán opciones que ayuden a su desarrollo. Las ideas son orgánicas, pueden crecer, mutar y adaptarse gracias a las diferentes aportaciones que la pueden complementar (Merchant, 2012).

No seguir luchando por una idea no necesariamente es sinónimo de fracaso; así como una trabajosa lucha no siempre resultará en victoria. Decidir, actuar y comprender el contexto que rodea la idea es parte fundamental de su maduración y eventual cumplimiento.

Referencias

Goodman, N. (22 de Enero de 2013). Is It Time to Let Go of Your Business Idea? Recuperado el Mayo de 2017, de Entrepreneur: https://www.entrepreneur.com/article/225556

Merchant, N. (26 de Junio de 2012). Let Your Ideas Go. Recuperado el Mayo de 2017, de Harvard Business Review: https://hbr.org/2012/06/let-your-ideas-go

White, D., & White, P. (23 de Mayo de 2017). Sometimes You Need to Let Go of a Bad Idea. Recuperado el Mayo de 2017, de Entrepreneur: https://www.entrepreneur.com/article/293966?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+entrepreneur%2Flatest+%28Entrepreneur%29

#idea #decisiones

25 vistas