Visítanos en:

 

  • México

  • Querétaro

01 800 paperless

01 800 7273753

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon

4 consejos para conflictos laborales


Así como en cualquier otra situación de la vida, en el ambiente laboral también llegan a surgir problemáticas que, si no son afrontadas en el corto plazo, generan deficiencias en los procesos.

Ya sea por largas jornadas de trabajo, estrés, errores, falta de organización o falta de comunicación, las problemáticas son eventos naturales dentro del espacio de trabajo. Sin embargo, al referirse a ellas como algo natural, no necesariamente es un sinónimo de “bueno” o que sea algo que pueda tomarse a la ligera. La habilidad del líder recae en cómo afronta los problemas al momento de su origen, y cómo evita que se genere un efecto de bola de nieve (McFarlin, s.f.).

Sin embargo, debido a que no todos los conflictos resultan en el mismo grado de urgencia, se puede hacer costumbre dejarlos en segundo plano, sin tener conciencia de que su falta de atención puede generar secuelas desagradables. Por otra parte, cuando la problemática debe ser tratada de manera directa con los colaboradores, jefes o clientes, encontrar un tono de amabilidad puede ser difícil y en ocasiones resultar grosero.

¿Cómo manejar una situación problemática en la oficina?

No ignorar el problema

Ante todo, se debe evitar que los problemas se resuelvan solos. Este tipo de acciones desmotivan a los empleados si quien lo maneja es el jefe, y también genera incertidumbre en el grupo si se es parte de los colaboradores.

Estrategia

Existen diversas aproximaciones, todas dependiendo de la clase de problema y su grado de relevancia. Por lo que es importante plantearse las diversas variables que puedan existir y cómo actuar ante ellas (Toren, 2017). La planeación de una estrategia será fundamental, ya sea para una situación en general que afecte a todo el personal, o un conflicto individual.

Hechos, acciones y palabras

Hacer sentido de lo que causa el problema, en ocasiones puede resultar difícil, sobre todo si el conflicto es personal o si se refiere a un conflicto emocional. En dichos casos, no siempre es fácil ser objetivo; sin embargo, es necesario hacer una recolección objetiva de los hechos. Con base en lo recopilado, es posible tomar una decisión de qué modo se va a actuar para enfrentar el problema y, a su vez elegir inteligentemente cómo comunicar la resolución.

Apoyo

Buscar el respaldo de otro colaborador, o bien del jefe es una buena opción siempre y cuando se mantenga la comunicación bajo control (Smith, 2013). Tener la asesoría de alguien que tenga mayor experiencia puede brindar un punto de vista diferente a la situación y por lo tanto más y diferentes formas de resolución.

Resolver conflictos es difícil, y enfrentarlos aún más. Por lo que una de las principales cualidades de un líder debe ser agarrar al toro por los cuernos, siempre y cuando tenga sus estrategias en orden. Además, resolver los conflictos de manera pronta y certera, evita las pérdidas de tiempo y ayuda a fortalecer la comunicación y el trabajo entre los colaboradores.

Referencias

McFarlin, K. (s.f.). How to Address Issues & Problems in the Workplace. Recuperado el Abril de 2017, de Chron: http://smallbusiness.chron.com/address-issues-problems-workplace-10186.html

Smith, J. (25 de Abril de 2013). How To Approach The Boss When Conflict Arises At Work. Recuperado el Abril de 2017, de Forbes: https://www.forbes.com/sites/jacquelynsmith/2013/04/25/how-to-approach-the-boss-when-conflict-arises-at-work/2/#2529ce02abc9

Toren, M. (27 de Abril de 2017). How to Address Problems Directly Without Being a Jerk. Recuperado el Abril de 2017, de Entrepreneur: https://www.entrepreneur.com/article/293380?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+entrepreneur%2Flatest+%28Entrepreneur%29

#conflicto #liderazgo

40 vistas