Cómo lidiar con la Negatividad en el espacio de trabajo


La negatividad es como un cáncer, si no se trata con ella desde temprano, puede llegar a tener consecuencias fatales.

El ámbito laboral, al igual que muchos otros, para poder funcionar correctamente requiere de un determinado nivel de interacción entre sus elementos. Ya sea para iniciar algún trabajo, planear o administrar un proyecto, o bien sólo para socializar unos con otros, la comunicación es un elemento fundamental al interior de una organización.

Sin embargo, al ser seres sociales con opiniones y actitudes variables, en ocasiones, encontrarse con alguna situación desagradable puede ser inevitable. La negatividad en el espacio de trabajo se puede dar por malentendidos, radio pasillo, desacuerdos o simplemente un empleado que contagie su mal humor.

Evidentemente un estado negativo es lo último que se quiere tener en el trabajo, pues da pie a baja productividad, falta de motivación y afecta la confianza que hay tanto de manera individual como entre los colaboradores. ¿Entonces qué se puede hacer para lidiar con este mal que en un inicio afecta al capital humano, y por consecuencia a la empresa? (Staak, 2014)

Como gerente o encargado de recursos humanos de una empresa, es importante tomar el liderazgo y actuar de manera inmediata, apagar el fuego antes de que sea más difícil de extinguir.

1. ¿Hay problema? ¿Cuál es el problema?

Es inevitable notar cuando una oficina padece de un ambiente negativo, sin embargo, es más difícil entender cuál es la razón y por qué o de dónde surge dicho entorno. Identificar cuál es el problema, es el primer paso hacia su resolución; investigar ayudará a planear desde qué punto de vista se puede abordar y cómo tratar con el/los involucrado(s) .

2. Comunicación

Hablar con los colaboradores es la forma más directa de comprender cuál es el dilema y de dónde se origina . Si se trata de un solo empleado que contagia a los demás de su humor o ya un problema que involucra a dos o más personas, es importante ser claros y mantener una comunicación abierta, siempre con la intención de resolver el conflicto. Comunicarse con los demás, puede ser lo más simple, y en ocasiones lleva a una solución más sencilla de lo que parecía.

3. Planear y ejecutar

Después de haber escuchado y hablado con los involucrados, viene la etapa de la toma de decisiones. ¿Qué se va a hacer para mejorar la situación? ¿Qué acciones se deben tomar? Definir lo que se va a hacer es tan importante como que todos comprendan qué acciones se realizarán y cuál es su propósito.

4. Dar seguimiento al caso

De nada sirven los esfuerzos por resolver los conflictos y mejorar el ambiente laboral, si no se le da seguimiento al caso. Dejar la situación de lado y pensar que las acciones tomadas son suficientes, sería como dejar trunca su resolución, permitiendo el surgimiento de otros problemas. Dar seguimiento es parte de la comunicación abierta y demuestra interés de todos los involucrados por mantener un estado apacible en el ambiente de trabajo.

Referencias

Heathfield, S. M. (23 de Septiembre de 2016). Tips for Minimizing Workplace Negativity. Recuperado en Noviembre de 2016, de The Balance: https://www.thebalance.com/tips-for-minimizing-workplace-negativity-1919384

Shineman, T. (16 de Noviembre de 2016). 3 Ways to Deal With a Negative Employee at the Office . Recuperado en Noviembre de 2016, de Entrepreneur: https://www.entrepreneur.com/article/285254

Staak, S. (27 de Octubre de 2014). 9 Easy Ways To Combat Workplace Negativity. Recuperado en Noviembre de 2016, de LinkedIn: https://www.linkedin.com/pulse/20141027113825-39122139-9-easy-ways-to-combat-workplace-negativity

#negatividad #ambientetrabajo

56 vistas

Visítanos en:

 

  • México

  • Querétaro

01 800 paperless

01 800 7273753

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black LinkedIn Icon